Instituto de Cirugía Plástica Martín del Yerro. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.✉ Contacto

Buscador

Cargando...

Seguridad y experiencia

Tratamiento de mejora de la piel tras la radioterapia.

La radioterapia es junto a la quimioterapia el tratamiento más frecuente para combatir el cáncer de mama. La radioterapia utiliza rayos de alta energía o partículas para eliminar las células cancerosas. Pero la radioterapia también actúa sobre el tejido sano y puede tener efectos secundarios sobre la piel de la paciente.

Uno de ellos es la aparición de tatuajes o marcas negras sobre la piel del tórax. Para la aplicación de la radioterapia como tratamiento del cáncer de mama, se realizan previamente sobre la piel unas marcas de tinta o tatuajes que sirven de referencia anatómica. Aunque son de pequeño tamaño pueden seguir siendo visibles tras las sesiones de radioterapia. Si lo deseas podemos eliminar estas marcas con nuestro laser Harmony y su cabezal Elektra, especialmente indicado para la eliminación de tatuajes.


Otro de los efectos secundarios a largo plazo es la perdida de elasticidad de la piel,  que puede incluso condicionar una futura reconstrucción de la mama al dificultar el proceso de expansión mamaria. Para mejorar la apariencia, elasticidad y calidad de la piel disponemos del Indiba Deep Care. El tratamiento con Indiba Deep Care lo recomendamos tanto para facilitar el proceso de expansión de reconstrucción de la mama como para mejorar el aspecto y calidad de la piel independientemente del momento reconstructivo en que se encuentre. En la siguiente imagen vemos los principales efectos de la tecnología Indiba que mejoran la piel de las personas que han recibido radioterapia en su piel.





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada